Archivo por meses: Abril 2015

Luser pide que le saquemos accesos directo al escritorio

Hace unos días una luser nos abre un tiquet porque no tiene Internet Explorer en el escritorio. Hay que decir que esta luser es secretaria de dirección. Debería controlar a la perfección temas BÁSICOS de ofimática. Pero resulta que no sabe ni sacar un acceso directo al escritorio.

La llamo. Conecto remotamente, saco el acceso directo del IE y le voy explicando como se hace. Cuando acabamos me dice:

-Luser: Ohhhhh. Muy bien. Muchas gracias. Luego te llamaré porque hay más programas que quiero tener en el escritorio.
-Puto Informático: A ver, Pepita, que eso deberías hacerlo tú. Demasiado que te he enseñado cómo se hace.
-Luser: Pero es que tú lo haces en un momento y yo voy a tardar mucho.
-P.I: Pero yo no puedo hacer la faena de todo Garito S.A . Cada uno debe gestionarse su escritorio. A ver, Pepita, que sólo es crear accesos directo al escritorio, por favor. ¿No me digas que una secretaria de dirección tiene problemas para hacer eso?

Y así, dejándola un poco en evidencia y a regañadientes, acepta crear ella misma sus accesos directos en el escritorio.

Al final, cada luser, va a tener un informático personal a su lado para que le haga le haga este tipo de tareas. Me gustaría ver su C.V. Seguro que pone que es una EXPERTA en el manejo del ordenador y de la ofimática en general.

Comparten en ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Luser solicita contraseña del correo de otra usuaria

Una luser nos abre una incidencia solicitando acceso al correo de otra usuaria.  Le notifico que no podemos dar acceso al correo de otra persona. Básicamente por la LOPD. Vamos, que está muy feo entrar en el correo de una compañera

Al cabo de un rato la misma luser vuelve a abrir otra incidencia comentando que ha hablado con “la otra” usuaria y que le da permiso para acceder a su correo. Así que, por favor, solicita que le digamos la contraseña del correo de su compañera.

Aquí mi paciencia ya esta casi al límite. En lugar de hacerle un comentario y volver a cerrar la incidencia prefiero llamarla.

Puto Informático: Hola LUSER. Te llamo por la incidencia que has abierto.
Luser: Sí. Es que necesito acceder al correo de PEPITA (nombre ficticio).
P.I: Pero ya te he dicho que nosotros no podemos facilitar el acceso al correo de otra persona.
Luser: Pero yo he hablado con PEPITA y me autoriza. Me ha dicho que os diga que podéis facilitarme su contraseña.
P.I: ¿Y por qué no te la ha facilitado ella?
Luser: Ahhhh, esto… pues… – Ya con la voz de POR DIOS QUE TONTAS SOMOS – la verdad no lo habíamos pensado.
P.I: Vuelvo a insistir. No puedo facilitarte el acceso a otra cuenta. Ahora bien, si PEPITA, bajo su propia responsabilidad, te facilita su contraseña, es un tema entre vosotras dos sin implicar a nadie más.
Luser: Ahhhh. Pensaba que me teníais que dar la contraseña vosotros.
P.I: ¿Qué pasa? ¿Que si te la da PEPITA no sirve?
Luser: Sí, sí. Es que no habíamos pensado.

Los lusers cada vez más estúpidos y más lusers. Si quiere entrar en la cuenta de PEPITO y hablan entre ellas para hacerlo…. ,COÑO, que se facilite la contraseña !!!!!
¿Cómo pueden ser tan estúpidas de llamar a Informática para que el departamento le diga la contraseña de su compañera?

Puede hacer gracia, pero pensadlo seriamente, es bastante lamentable el “nivel” de muchos lusers.

 

Comparten en ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

E-mail solicitando contraseñas

Hace unos días muchos usuarios de Garito S.A recibieron un correo solicitando datos como usuarios y contraseñas.

El típico correo enviado en español-indio. Decía algo así como que el administrador de Garito S.A necesitaba los datos de su correo (nombre, usuario, contraseña…). El usuario tenía que responder al correo enviando los datos solicitados.

Muchos usuarios sospecharon y llamaron para preguntar si tenían que facilitar esos datos por correo. Como fueron bastantes los usuarios que llamaron decidimos publicar un correo indicando que no facilitaran los datos a través de ningún medio. Explicamos que nosotros nunca solicitaremos estos datos y mucho menos por correo.

Lo que no entiendo es como, a día de hoy, aún existen lusers que “dudan” si enviar los datos o no y lo que hacen es llamar al departamento de Informática para asegurarse. Coño…. que no es la primera vez. Que el tema del phishing no es nuevo y es un tema sobradamente conocido. Pero bueno, mira, tienen sus dudas, llaman (molestan) y se quedan tranquilos.

El problema es cuando empiezan a llamar lusers, al ver nuestra circular, diciendo que han contestado el correo y facilitado los datos de acceso. Estos sí que tienen delito. ¿Pero cómo se puede ser tan sumamente imbécil?. Y la pregunta que hacen todos ¿Y ahora que hago? Pues no sé, alma de Dios, yo cambiaría la contraseña ¿no?

Es que hay que ser gilipollas.

Phishing

Comparten en ...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+